Campaña EESS

Campaña EESS

Los sindicatos critican la "demonización" del Gobierno hacia los funcionarios


6 de agosto de 2012


Las federaciones de Servicios a la Ciudadanía de CCOO y de Servicios Públicos de UGT y el sindicato de funcionarios CSI-F denunciaron ayer, tras reunirse con el PSOE en Ferraz, la "demonización" y "satanización" que sufren los empleados públicos por parte del Gobierno, que "les responsabiliza" de la situación para luego "recortar" sus derechos y salarios. 

Después de reunirse en la sede del PSOE en Ferraz con el secretario general de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, los sindicatos de la función pública han hecho hincapié en la necesidad de cambiar la imagen de los empleados públicos y de rebatir el argumento de que son demasiados en España.

Así, el secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CCOO, Enrique Fossoul, indicó que han encontrado "muchos puntos de coincidencia" con el PSOE y que ambas partes se han comprometido a cambiar la imagen de los empleados públicos desde el ámbito parlamentario y desde el sindical.

Además, Fossoul señaló que es "falso" que existan demasiados trabajadores públicos, algo que se puede comprobar, según ha explicado, comparando su número en España con cualquier otro país de la Unión Europea.

Por parte de UGT, el secretario general de la Federación de Servicios Públicos, Julio Lacuerda, recalcó que las medidas aprobadas por el Gobierno suponen una "agresión" para los funcionarios que el Gobierno pretende justificar "responsabilizándoles de los males" del país, "también de la muerte de Manolete".

Lacuerda se mostró convencido de que ninguno de los sacrificios exigidos servirá para salir de la crisis. "La evolución del empleo, con todos los datos que tenemos en la mano, va a ser sufrida fundamentalmente en el ámbito de los servicios públicos", dijo al respecto. Además, denunció que detrás de estos "recortes" se esconde el afán de hacer negocio con los servicios de los ciudadanos.

Por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), su presidente, Miguel Borra, indicó que los sindicatos "no van cejar en su empeño de defender a los servicios públicos y a los empleados públicos". También aseguró que el Ejecutivo está "hurtando" el derecho de los trabajadores a conocer y negociar las medidas que les afectan.

Los tres líderes sindicales han anunciado que trasladarán estos problemas a todos los grupos parlamentarios.
Imprimir artículo